Conectarse

Recuperar mi contraseña

Vota al Foro
Clima
Día: Nublado Noche: Poco nublado
Foro Hermano
Foro Hermano: Image and video hosting by TinyPic
Últimos temas
» Salundando y presentandose
Vie Feb 10, 2012 8:03 pm por Christian Baskerville

» taller de imagenes
Miér Nov 03, 2010 10:47 pm por tiler keneddy

» buenos y grises dias!
Miér Nov 03, 2010 10:06 pm por tiler keneddy

»  juego de ^ , > , v
Miér Nov 03, 2010 5:14 am por tiler keneddy

» ¿Qué opinas del personaje anterior?
Miér Nov 03, 2010 4:51 am por tiler keneddy

» ¡Confiesa!
Miér Nov 03, 2010 4:38 am por tiler keneddy

» ¿Qué harías si el de arriba e besara?
Miér Nov 03, 2010 4:29 am por tiler keneddy

» Ausencia indefinida!
Lun Oct 18, 2010 8:48 pm por Cassie Harrison

» La silla Caliente ////// Cassie Harrison //////
Lun Oct 18, 2010 8:46 pm por Cassie Harrison

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 30 el Mar Jun 22, 2010 11:56 pm.
Staff
Administradores

Alatz Séb. de Herrera

Nanako Kozlova

Emie Lemacks

Moderadores


Allan Hayes
Cristhel Wells

Noa Marshall
¡Afilianos!

A Silent World


Afiliados a Elite
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Graznidos delatores {Libre}

Ir abajo

Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Indiana Byron el Jue Jun 03, 2010 5:16 pm

[Música recomendada para ambientación: link]

Cementerio de Santa Ana - Fecha desconocida; sobre las nueve de la noche.

Demasiadas miradas estaban posadas en esa varonil figura que caminaba con algo de prisa entre las interminables hileras de tumbas, lápidas y cruces. Las estatuas parecían seguirlo con la mirada a la vez que los cuervos graznaban de forma delatoria. Su respiración estaba algo agitada dado que estraños sonidos guturales parecían emerger de las mismas profundidades de la árida tierra que pisaba. Una tierra en la que las pocas plantas que crecían eran hierbajos llenos de espinas traicioneras, ni una miserable flor. Parecía que todas ellas se habían marchitado por culpa del putrefacto hedor que emanaba de aquellos a los que identificaban como Fherals. Indiana no podía recordar cómo, pero tenía en el cinturón un arma cargada pero con el seguro puesto. Se detuvo unos instantes a mirar a su alrededor. No había sol, solo oscuridad y niebla. Demasiada niebla.

Siguió estático, mirando todas y cada una de las tumbas que lo rodeaban como si de buitres delante de una malherida presa se trataran. Llegaría el día en que un agujero de esos llevara escrito su nombre en ese nuevo mundo caótico. Probablemente. Entrecerró esos ojos color asfalto y un gélido suspiro escapó de sus labios en forma de vapor. Un gruñido sonó a su espalda e Indiana se volteó de golpe, con un sobresalto. Un Fheral varón de metro noventa lo miraba con esos ojos desorbitados. Su piel casi caia a tiras, teñida de blanco. Su ropa estaba sucia y mugrienta. Retrocedió lentamente mirándolo y empezó a correr como alma poseída por el diablo, a sabiendas de que los Fherals nunca iban solos, eran como manadas de animales salvajes. Se refugió tras una torcida lápida y aguardó en silencio, luchando para no ser delatado por su respiración. Podía sentir el latido de su corazón en la cabeza. Cerró los ojos con fuerza y se encogió sobre sí mismo para quedar bien oculto.
avatar
Indiana Byron

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Yadhira Le Blanc el Jue Jun 03, 2010 8:02 pm

Después de salir de aquella habitación fuí corriendo por las calles de aquella ciudad añun no me podia creer lo que estaba viendo todo estaba desierto tenebroso no había sol solo nieba corría por miedo,no quería encontrarme a nadie solo quería despertar e aquella pesadilla.Intenté buscar un lugar que no fuese oscuro.Mis ropas estaban todas desgarradas mi cuerpo estaba sucio por los golpes tenia algún que otro arañazo en mis brazos y piernas y tenía el cabello bastante revuelto.Seguí caminando hasta el final de un camino donde se separaba en dos calle había que elegir uno de los dos caminos..¿Pero cual era mejor?Escuché un ruido me aterrorizé y corrí por uno de los dos caminos rezando por que fuese uno que me llevase a algún sitio a salvo.

Llegué a un cementerio,el peor lugar a donde podía llegar dadas las circustancias del ambiente,tan tenebroso eso me ponía la piel de gallina al sentir la tierra algo humeda me di cuenta de que estaba descalza...había perdido mis zapatos en el avión.Caminé con cuidado para no clavarme nada y miré un momento hacia atrás y sin querer me chocque con una persona.Me quede completamente paralizada.
avatar
Yadhira Le Blanc

Mensajes : 33
Localización : Donde menos te lo esperes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Iblyn D. Schmidt el Jue Jun 03, 2010 8:37 pm

¿Qué hacía ella allí? ¿Porque no estaba en casa? ¿Sería aquello un castigo por todos los crímenes cometidos? No podía saberlo y eso era lo que más llegaba a frustrarla. El sol no salía, y aunque Iblyn amaba la oscuridad y el frío no soportaba aquel lugar. Sabía que no todo era simple oscuridad allí y que corría más peligro del que había corrido nunca aún teniendo la sangre fría como el hielo, aún siendo dura como una roca, con aquellos bichos extraños tenía las de perder. Miradas intrusas se posaban sobre la asesina que se paseaba por el cementerio casi jadeante. Era la respiración agitada y el no saber esta. No le gustaba aquel lugar y hubiese preferido mil veces que la hubiesen quemado viva aunque no que sus crímenes hubieran salido a la luz, eso no era capaz de soportarlo. No recordaba nada más que la sangre. La sangre que seguía en sus manos y cerca de sus labios, que se pintaba en su vestido blanco roto y sucio. Tintado de rojo, como le gustaba el rojo, sobre todo ese rojo casi marrón. Respiró en profundidad un par de segundos hasta que pudo ver a alguien correr. ¿Porque...? Iblyn tuvo que esconderse al encontrarse frente a sus ojos a aquel Fheral enorme que la pasó de largo detrás de aquel hombre.

Su respiración se agitó entonces más de lo normal mientras corría a toda prisa esta vez para huir. No iba a durar mucho allí y es que Dios la castigaba por todo el horror y los estragos que había producido en la sociedad, ella estaba completamente segura que era por eso. Y deseaba escapar, y no le importaba matar para hacerlo, y no le importaba quitar la vida, nunca le había importado, lo que de verdad le molestaba era tener que quitarla por necesidad, no poder disfrutar del color, del olor y del sabor de la sangre, era pura supervivencia, llegar al portal. Se había convertido en algo difícil pero no imposible para ella. Sí, aún no se había acostumbrado al lugar y se dedicaba a huir de todo, pero, cuando por fin entendiera las normas sería la primera y quizás la única en salir de allí. Entonces, fue más una casualidad que un echo premeditado, un cuerpo femenino de curvas excitantes chocó contra el de Iblyn haciéndola tambalearse cuando está ya frenaba su velocidad. - ¡Eh, ten cuidado! - le gritó casi al oído dejando así ver el desprecio y el asco que podía llegar a tenerle sin ni siquiera conocerla.
avatar
Iblyn D. Schmidt

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Yadhira Le Blanc el Jue Jun 03, 2010 10:20 pm

Al sentir el cuerpo con el que choque,me gire quedando frente de ella y la sosteni suavemente para que no perdiera el equilibrio.Despues la mrie parecia que no era uno de esos seres de los que hablaba la escritura en la pared de aquel misterioso cuarto,era una mujer batsante hermosa.Le regalé una de mis mejores sonrisas intentando calmar el ambiente no queria discutir y menos con alguien a quien ni conocia.-Disculpame yo venía corriendo y...no te vi no era mi intención lastimarte.-Dije mientras echaba un mecho de mi cabello detras de mi oreja para despues colocarme bien la ropa que la tenia toda sucia y algo desgarrada.
avatar
Yadhira Le Blanc

Mensajes : 33
Localización : Donde menos te lo esperes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Indiana Byron el Vie Jun 04, 2010 12:03 am

La tensión era insoportable. Indiana podía sentir como la gélida niebla se adhería a su pálida y desgarbada figura. Se abrazó a sí mismo y encogió más el cuello mientras podía entrever poco tras sus semibajados párpados. Hacía frío y su cuerpo temblaba ligeramente, independientemente de que fuera por la temperatura, por su atuendo poco acertado o por el miedo que le infundaba sentir esos cercanos sonidos guturales. Fherals. Cuan horrendas criaturas. Hijos del diablo todos ellos. Carnívoros salvajes que no atendían a reglas ni justícia alguna. Eso era la verdadera jungla, y no la de asfalto a la que estaba acostumbrado a sobrevirir día sí día también. De repente, entre temblor y estremecimiento, un ave negra se posó en su hombro. Un cuervo que transmitía maldad por la mirada. Indiana le miró fijamente y balbuceó súplicas de que no se asustara y no hiciera ruidos, pero el animal no atendió a sus ruegos, ni nuestro señor tampoco.

Otro estridente graznido delator sonó. El Fheral se volteó hacia su posición y escrutó con esa enrojecida mirada esa lápida tras la cual un cuerpo se movía presa del horror. No era su hora, no podía perecer en ese antro de mundo. El pájaro le arañó el hombro y casi le mete una pluma en el ojo cuando alzó el vuelo, delatándo su posición por doble partida. Se puso en pie y agarró lo primero que logró encontrar, un trozo de mármol que se había desprendido de una escultura. Era ni más ni menos que un pedazo de una de las alas de un ángel que custodiaba la entrada del mausoleo más cercano. Agarró con fuerza la piedra blanquecina y apuntó con gestos atropelleados a la cabeza del zombie, para posteriormente lanzarla con todas sus fuerzas y lograr dar en el blanco. Bendita puntería.

El Fheral se desplomó con la cabeza sangrando un líquido que no apostó por que fuera sangre, parecía más una mucosidad densa y pegajosa, oscura como el petróleo pero apestosa como la gasolina. Se cubrió con ambas manos la nariz y la boca antes de salir corriendo de nuevo con la camiseta desgarrada por el hombro, manchada de sangre. Frenó en seco y se refugió tras otro ángel de mármol blanco cuando oyó dos seres hablar. Los ojeó rápidamente y en un primer instante los creyó Fherals también, mas su hedor no era tan marcado como el de los mismos. - ¿Qué... Qué hacéis aquí? Éste no es un lugar seguro. Hay Fherals rondando por los alrededores. - Argumentó en siseos viperinos pero humanamente cálidos. Lamentó no llevar el arma y se acercó con una ligera cojera al haberse torcido el tobillo al salir corriendo.
avatar
Indiana Byron

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Iblyn D. Schmidt el Vie Jun 04, 2010 1:15 am

¿Estaba de broma o que? Se había chocado contra Iblyn, no se saldría de rositas porque simplemente ella era incapaz de soportar cosas así. Era hipersensible, no estaba loca. Se repetía una y otra vez en su mente recordando su macabros crímenes y la sangre brotando de las heridas de cada uno de ellos, no, no estaba loca, era hipersensible. Su cabello caía sobre sus hombros y sus ropas seguían manchadas de sangre cual masacre al igual que sus manos y sus labios, aún ni siquiera había tenido tiempo de limpiarse. Alzó así la vista para mirar a al joven que se encontraba parada frente a ella pidiéndole disculpas o algo parecido, el problema era que en Iblyn no existía la bondad, la amabilidad era un cuento chino y por muy bien que quisieras tratarla ella no sabía responder de otra forma que no fuera dejando escapar una grosería. Y es que ella no tenía corazón, eso solían decir, que era un bicho raro. Pero era solamente una creación errónea de la sociedad cruel que ahora debía aguantar y sufrir sin más remedio que destruirla ¿Pero quien se acercaría a ella para destruirla? Por eso mismo la morena miro a la chica con la que había chocado frunciendo el ceño molesta sin importar la amabilidad que su voz no destilaba.

- Pues haber venido caminando, bonita o haberte chocado contra una lápida - dijo sería sin un ápice de diversión en la voz. Lo dijo fría, álgida como el hielo. Le importaba bien poco que le pudiera molestar, es más estaba deseando que le hiciera daño, que le doliera. Sí veía un gesto de sufrimiento o de debilidad en su rostro podría llenarse por completo. Vuelvo a repetir, no está loca. Es una persona diferente. Entenderla no es fácil así que nadie lo había intentado nunca porque en realidad genera desconfianza, nadie se acerca a ella demasiado pues su frialdad se ve desde la distancia. Un suspiro frustrado salió de sus labios y rodó los ojos para luego emprender su caminar de nuevo, no estaba para perder el tiempo.

Las lápidas borrachas de soledad se extendían a lo largo del cementerio pero ella ni siquiera pudo ponerse andar, Una voz masculina y el olor a sangre incitó a su cuerpo a darse la vuelta. Sangre, que llamaba a sus sentidos como si fuese heroína para el drogadicto. Así su cuerpo giró hasta tener frente a ella al hombre de donde procedía al voz y a la otra chica de espaldas a ella. Una mirada rápida pero calculadora ejerció Iblyn sobre el cuerpo del joven y la sangre de su hombro analizando su cojera y creando imaginariamente el cuadro perfecto sin ni siquiera conocerle, solía analizar a la gente a menudo, la obra de arte que tendría en su colección, sobre todo si eran hombres. - Lo mismo podría preguntar yo - dijo simplemente sin mostrarse amable en absoluto con seriedad y frialdad pues en su rostro no se registraba sensación alguna.
avatar
Iblyn D. Schmidt

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Graznidos delatores {Libre}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.